ES | EN | FR | EU

  Nuestros bueyes

Viajamos por toda la península seleccionando personalmente los mejores bueyes que encontramos en nuestro camino, posteriormente los trasladamos a nuestras instalaciones donde durante su último año tratamos de que vivan de forma óptima y relajada, vigilando su alimentación de forma minuciosa y que los bueyes permanezcan sanos en todo momento.

Dentro de nuestros bueyes hacemos dos distinciones en base a su edad:

Bueyes de 5 a 7 años: No sacrificamos ningún buey con menos de 5 años, en Amaren consideramos 5 años como edad mínima necesaria para que la carne alcance las propiedades para poder disfrutar de un producto único, escaso con una calidad excepcional.

Bueyes con edad superior a 8 años: Una vez sobrepasada la barrera de los 8 años se combinan dos factores que nos permite disfrutar de una de las mejores carnes del mundo; el tamaño del Buey supera los 1000 kg y el ejemplar produce carne con unas propiedades que hace que la carne de buey sea una carne única, por ello tratamos siempre de que nuestros ejemplares superen los 8 años de edad.

Un factor principal lo constituye la raza del buey, dentro de la amplia variedad existente tenemos especial predilección por la raza Morucha, Barrendo y Charolés.

Maduración de la carne: Nuestras cintas de Chuletas tienen una maduración superior a 35 días durante los cuales vigilamos que estén colgadas en un ambiente el que seleccionamos la humedad y temperatura para que la carne madure correctamente hasta que lista para su consumo, momento en el cual el género es trasladado a nuestro restaurante. En este proceso se produce una evaporación de la humedad de la carne. El músculo se va convirtiendo en una carne tierna y de excelente textura.